Actualidad informativa: últimas noticias

Brexit y business travel: 6 claves para viajar al Reino Unido por trabajo

12/3/2021

Pasaportes y visados, controles de fronteras, prestación de servicios profesionales, seguros sanitarios, roaming y cambios en legislación laboral deben tenerse en cuenta.

Brexit y business travel: ¿qué deben tener en cuenta los viajeros corporativos para realizar sus viajes de trabajo al Reino Unido? Desde la salida de los británicos de la Unión Europea, ésta es la gran pregunta que se hacen los viajeros de negocios.


El Brexit ha hecho cambiar las normas que afectan a los viajes de negocios entre el Reino Unido y UE, Islandia, Liechtenstein, Noruega y Suiza (a los que en adelante haremos referencia como «Europa»). Es el resultado del Acuerdo de Comercio y Cooperación UE-Reino Unido. 


Brexit y business travel: las implicaciones, en 7 claves


Los cambios afectan principalmente a los ciudadanos del Reino Unido que quieren hacer viajes a Europa, pero los viajes de negocios de Europa al Reino Unido también se verán afectados. Y estos cambios pueden aplicarse no sólo a los ciudadanos del Reino Unido y a los ciudadanos europeos: cualquiera que viaje por negocios entre Europa y las islas británicas podría verse afectado en determinadas circunstancias. 


Las implicaciones se resumen en siete grandes apartados: pasaportes y visados, controles de fronteras, prestación de servicios profesionales, seguros sanitarios, roaming y medidas de control de bioseguridad.


Pasaportes y visados


A partir del 1 de octubre de 2021, las tarjetas de identificación nacionales de la UE, EEE o Suiza ya no serán válidas como documento de entrada al Reino Unido. Será necesario un pasaporte, que debe estar en vigor durante todo el tiempo de la estancia del viajero en las islas británicas.


En ciertos casos, las tarjetas de identificación se pueden usar hasta al menos el 31 de diciembre de 2025. Se puede encontrar más información en la página web habilitada por el Gobierno del Reino Unido


Los ciudadanos del Reino Unido pueden viajar 90 días sin visado en Europa en cualquier período de 180 días. Antes de viajar, esto significa contar 180 días atrás y calcular cuántos días se ha pasado hasta ahora en Europa. Existen diferentes reglas para Bulgaria, Croacia, Chipre y Rumania, y cada país tiene su propio límite de 90 días. No hay límite en el tiempo que se puede dedicar a viajar o trabajar en Irlanda, ya que se encuentra en un área de viaje común (CTA) con el Reino Unido. Por el contrario, los ciudadanos europeos suelen permanecer en el Reino Unido hasta 6 meses y se les permite ingresar al país varias veces durante este período.


Esta medida puede hacer necesario que los travel managers realicen un seguimiento del tiempo que cada viajero pasa en el Reino Unido o en Europa, tanto para fines comerciales como en caso de viajes de placer. También es posible que deban registrar viajes de negocios a efectos del impuesto sobre la renta.


Las sanciones por quedarse más tiempo en Europa variarán según el país, ya que la UE no tiene una política común. Estas sanciones incluyen la deportación para los que se queden por más tiempo, una multa y para los peores infractores, prohibiciones de viaje, posiblemente de hasta tres años. Dichas prohibiciones podrían aplicarse a viajes futuros a todos los estados miembros de la UE y no sólo al país donde ocurrió el delito. Es posible que las infracciones de visas, por pequeñas que sean, puedan incomodar a los viajeros en viajes futuros, ya que se enfrentan a un escrutinio adicional de sus documentos de viaje al cruzar la frontera.


En el caso de los viajes de negocios cortos, es poco probable que se necesite visado. Éste es particularmente el caso si el viaje es por una de las siguientes 11 razones:


• Reuniones, conferencias y consultas con socios comerciales.

• Actividades de investigación y diseño: técnicas, científicas y estadísticas.

• Investigación y análisis de mercados.

• Seminarios de capacitación: las actividades se limitan a la observación, la familiarización y la instrucción en el aula.

• Ferias y exposiciones para promocionar una empresa o sus productos y servicios.

• Ventas: recepción de pedidos y negociación de acuerdos, pero excluyendo la venta directa al público y la entrega y suministro de servicios.

• Compras: compradores que compran bienes y servicios para una empresa.

• Servicios preventa y posventa (instalación, reparación, mantenimiento, formación necesaria para cumplir con las obligaciones contractuales de un proveedor).

• Transacciones comerciales: personal de administración y supervisión y personal de servicios financieros que participan en transacciones comerciales.

• Personal de turismo: agentes turísticos y de viajes, guías turísticos u operadores turísticos que asisten o participan en convenciones o acompañan a un recorrido.

• Traducción e interpretación: traductores e intérpretes que apoyan a alguien en un viaje de negocios a corto plazo.


Hay algunas excepciones: Austria, Chipre, República Checa, República Eslovaca y Reino Unido exigen que los visitantes de negocios trabajen para empresas que no sean organizaciones sin fines de lucro.



Controles de fronteras: riesgo de retrasos


Otra de las claves para analizar la relación entre Brexit y viajes de negocios es el modo en el que se realizará el control de fronteras, que puede traducirse en mayores retrasos en los aeropuertos.


Los funcionarios de inmigración ahora pueden exigir a las personas que viajan en cualquier dirección que presenten pruebas de que se ha reservado un viaje de regreso o de continuación. Los viajeros también pueden necesitar demostrar que poseen los medios económicos suficientes para la duración de su viaje y que tienen un seguro médico adecuado. Al recopilar y confirmar esta información antes del viaje, los travel managers pueden reducir las posibilidades de que el viaje se interrumpa.


Actualmente, los titulares de pasaportes de la UE y de Reino Unido se encuentran en diferentes colas de inmigración, y esto puede causar cierta confusión y retrasos al cruzar fronteras. Además, los ciudadanos del Reino Unido ya no pueden utilizar eGates de autoservicio al entrar en la UE, aunque pueden utilizarlas al salir para regresar al Reino Unido. 


Los titulares de pasaportes de la UE no están sujetos a las mismas restricciones al ingresar al Reino Unido y puede que continúen usando eGates. Es posible que se produzcan retrasos a medida que los viajeros y los funcionarios de inmigración se familiaricen con los nuevos protocolos de colas. 


Los viajeros deben estimar más tiempo al cruzar las fronteras, ya que esto puede ser necesario si los funcionarios deciden examinar los documentos más detenidamente.


El mayor riesgo de retrasos en la frontera significa que los viajeros deben estimar más tiempo si su viaje requiere una conexión terrestre en el Reino Unido o de la UE en un vuelo nacional o en un servicio ferroviario de alta velocidad. De lo contrario, pueden perder conexiones, lo que aumentaría los costes del viaje y las interrupciones.



Prestación de servicios profesionales


Mientras estén en el Reino Unido, los viajeros de negocios europeos no pueden realizar trabajos remunerados o no remunerados en empresas del Reino Unido o por cuenta propia, realizar prácticas laborales, vender directamente al público o proporcionar bienes y servicios. Para más detalles sobre las actividades comerciales generales permitidas en viajes al Reino Unido se pueden consultar las normas de inmigración del Ministerio del Interior.


Los viajeros europeos y del Reino Unido se enfrentan a normas muy específicas y detalladas cuando viajan para prestar servicios profesionales. Los trabajadores de telecomunicaciones y los ingenieros de minas se encuentran entre los viajeros de negocios que pueden necesitar un permiso de trabajo, según los conocimientos especializados que posean y el beneficio económico que ofrecen. Las restricciones varían según el país y pueden ser bastante detalladas. Consultar el Anexo 4 del Acuerdo de Cooperación y Comercio UE-Reino Unido es un buen punto de partida; además, ponerse en contacto con las embajadas de cada país proporcionará una confirmación de los requisitos y restricciones específicos.


Las cualificaciones profesionales, que pueden ser un factor crítico a la hora de prestar un servicio profesional, pueden dejar de ser reconocidas en algunos países. Incluso en los casos en que sí existe ese reconocimiento, es probable que existan requisitos adicionales antes de que un viajero pueda ejercer su profesión: registrarse con las autoridades locales, demostrar las habilidades lingüísticas deseadas, proporcionar prueba de carácter y obtener un seguro de indemnización profesional. 


Si aún no está claro si se requiere un visado o permiso de trabajo para un viaje de negocios, o si las calificaciones profesionales son válidas, el viajero de negocios debe comunicarse con el representante local (embajada, consulado) de cada país que se visite.


Seguro sanitario para viajeros de negocios


Las tarjetas sanitarias europeas individuales (TSE) en poder de ciudadanos del Reino Unido siguen siendo válidas hasta su fecha de caducidad. Dado que los ciudadanos del Reino Unido pueden reemplazar sus TSE vencidas con un GHIC (global), de forma gratuita, pueden conservar el acceso a la atención médica de emergencia mientras se encuentran en Europa, incluso para afecciones preexistentes y crónicas.


Los viajeros a Inglaterra desde la UE pueden seguir utilizando una tarjeta sanitaria europea válida emitida por su país de origen para acceder a la atención médica si se enferman o tienen una emergencia médica durante su viaje. La TSE también proporciona cobertura para afecciones médicas preexistentes. Pero no es una alternativa al seguro de viaje, que sería esencial para cualquier atención médica privada, repatriación o pérdida o robo de propiedad.


En lugar de una tarjeta sanitaria europea, los viajeros noruegos deben presentar su pasaporte para acceder al tratamiento. Los visitantes de Islandia, Liechtenstein o Suiza pueden tener que pagar el tratamiento, que se cobra al 150% de la tarifa nacional del NHS (Servicio Nacional de Salud).


Es importante tener en cuenta que se aplican reglas diferentes para los viajeros europeos que utilizan los servicios del NHS en Irlanda del Norte, Escocia y Gales.


Dado que los proveedores de servicios de salud locales pueden no ser claros en un principio sobre las nuevas reglas, asegurarse la atención sanitaria con una cobertura extra como las que ofrece BCD Security puede ser una garantía para las empresas y sus viajeros.



Roaming móvil


Ha finalizado la garantía de itinerancia gratuita de teléfonos móviles en la UE, Islandia, Liechtenstein y Noruega. Cuando estén en el extranjero, en la UE o el Reino Unido, es posible que los viajeros en el futuro tengan que pagar tarifas de itinerancia a su proveedor de servicios móviles. 


En esta etapa, los operadores de red de telefonía móvil han declarado que no tienen planes inmediatos para reintroducir las tarifas de roaming, pero vale la pena verificar si han realizado algún cambio en los contratos móviles. 


Los viajeros en viajes más largos al extranjero o con un alto uso de datos podrían explorar los contratos telefónicos locales para reducir los costos. El Wi-Fi también puede ayudar a evitar los costos de roaming, pero debe usarse con cuidado para garantizar la protección y seguridad de los datos.



Medidas de bioseguridad


Dado que el Reino Unido ahora se considera un «tercer país» a todos los efectos en las relaciones con Europa, se aplican nuevas reglas para los viajeros que traen ciertos productos alimenticios a la UE. La prohibición de artículos personales que contengan carne, leche o sus derivados significa que los pasajeros corren el riesgo de ser detenidos por los funcionarios de aduanas por traer un sándwich de queso o jamón, y posiblemente incluso una barra de chocolate. También existen restricciones sobre otros productos alimenticios, como zanahorias, maíz, flores cortadas, patatas y algunas verduras de hoja.


Cualquiera que llegue al Reino Unido desde Europa aún puede traer carne, lácteos y otros productos animales. Se necesitan certificados fitosanitarios para introducir determinadas frutas y hortalizas sin procesar, por ejemplo, las frutas más comunes, flores cortadas y algunas semillas.


Los controles de bioseguridad en las fronteras pueden agregar tiempo adicional al viaje y se pueden aplicar multas a cualquiera que infrinja las reglas. Dado que estas nuevas restricciones pueden disuadir a los viajeros de llevar comidas y refrigerios, pueden inclinarse a gastar más en alimentos y bebidas en el aeropuerto o el destino.



Consultoría integral en viajes de negocios al Reino Unido


La nueva relación entre el Reino Unido y la UE significa que cualquiera que viaje entre las dos áreas puede esperar ver algunos cambios. Es posible que el impacto real sólo se haga evidente una vez que los viajes se acerquen más a los niveles prepandémicos. 


Por ello, cuando se reanuden niveles significativos de viajes, es importante escuchar, aprender y compartir la experiencia de los viajeros que han hecho el viaje entre Europa y el Reino Unido, para garantizar una experiencia perfecta para quienes los siguen.


Asimismo, contar con el asesoramiento integral de una agencia de viajes de negocios hace más sencillos todos los trámites y garantiza la seguridad de los viajeros, además de la eficiencia de cada desplazamiento.


En Viajes 2000 BCD travel hacemos sencillos todos los procesos relacionados con tus viajes de negocio y garantizamos un trato personalizado y a medida. Consulta con tu equipo habitual de agentes expertos y disfruta de la excelencia en viajes de negocios.


<Volver