Actualidad informativa: últimas noticias

Escapada rural: descubre los pueblos más bonitos de España | #ViernesViajeros

23/10/2020

Una escapada rural es el plan perfecto para desconectar con garantías de seguridad.

El turismo rural está siendo uno de los baluartes durante este año de pandemia y las razones parecen evidentes: cero masificaciones, conexión con la naturaleza en espacios abiertos y cercanía para poder llegar en vehículos privados hacen que los viajeros se decanten por destinos rurales.


Toda la península cuenta con un buen número de propuestas para disfrutar de una escapada rural. Ahora bien, apostar por los pueblos más bonitos de España es sinónimo de garantía.


Escapada rural en Los Pueblos Más Bonitos de España


La Asociación Los Pueblos Más Bonitos de España se creó en el año 2011 para dar a conocer y promocionar pequeños municipios que destacan por su belleza y la calidad de su oferta turística.


La calidad es la clave para entrar a formar parte de este selecto club de destinos rurales. Es así como el viajero puede contar con la garantía de que cualquiera de los casi cien pueblos que se engloban en esta asociación le ofrecerá una experiencia única.


Por otro lado, se valoran dos grandes factores para ser uno de Los Pueblos Más Bonitos de España: tener una población de menos de 15.000 habitantes y contar con un patrimonio arquitectónico o natural certificado. 


A ello hay que sumar una auditoría de calidad en aspectos como limpieza de las calles, conservación de las fachadas, circulación de los vehículos o cuidado de jardines.


Pueblos bonitos en destinos seguros


Según el último Barómetro Turístico de Braintrust, Asturias, Castilla y León, Cataluña, Galicia y Andalucía son las comunidades que más seguridad ofrecen al viajero en tiempos de pandemia. 


Y hasta ellas nos vamos en estos #ViernesViajeros para recorrer algunos de sus pueblos más bonitos.


Los Pueblos Más Bonitos de España: Asturias


En Asturias encontramos tres municipios integrados en Los Pueblos Más Bonitos de España.


Lastres es un pueblo marinero cuyos orígenes se remontan a la época romana. Sin duda, su puerto y lonja de pescado son dos puntos en los que late de manera más notable el corazón de la villa, pero allí no hay que perderse otros lugares con encanto, como el mirador y la capilla de San Roque, las maravillosas casas típicas que jalonan la calle Real o el cercano Museo del Jurásico, todo un referente para los apasionados de los dinosaurios.


También en la costa encontramos Tazones, una villa marinera que permite viajar por los sentidos: la vista se deleita con el contraste entre el azul del Cantábrico, el verde de la vegetación que rodea el pueblo y la paleta de colores vivos de sus casas marineras; el olfato y el gusto se subliman con las exquisitas recetas de pescados y mariscos de sus restaurantes; el oído se relaja escuchando las gaviotas mientras el tacto se recrea al sentir la brisa del mar sobre la piel. Los amantes del senderismo disfrutarán con la Ruta del Azabache, una senda que permite conocer algunos detalles de esta piedra tan ligada a la artesanía asturiana.


En la montaña asturiana encontramos Torazo, un rincón mágico de apenas un centenar de habitantes en el que la vegetación frondosa enmarca los hórreos, exquisitamente conservados.


Los Pueblos Más Bonitos de España: Castilla y León


Casi una treintena de villas castellanoleonesas forman parte de Los Pueblos Más Bonitos de España. Entre las más famosas encontramos algunas como La Alberca, en Salamanca; Sepúlveda, en Segovia; Vinuesa, en Soria; Peñalba de Santiago, en León; Urueña, en Valladolid; o Puebla de Sanabria, en Zamora.


La Alberca es uno de los lugares que no pueden faltar en el mapa de destinos de los amantes del turismo rural. Ubicado en la Sierra de Francia y declarado Conjunto Histórico-Artístico en 1940, es de los que mejor conserva la arquitectura típica de la zona, a base de piedras y entramados geométricos de madera. La Plaza de La Alberca, es, sin duda, una de esas estampas de postal que se quedan grabadas para siempre en la retina del viajero.


Si a Sepúlveda se le ha calificado como el «Museo vivo más grande del mundo», no es de extrañar que sea otro de esos destinos que garantizan una experiencia completa y fabulosa. En esta villa segoviana encontramos historia, arte, gastronomía y naturaleza, enmarcado en callejuelas de cuento y paisajes que conquistan desde los numerosos miradores que surcan la villa.


El otoño es la época ideal para visitar Vinuesa, en Soria. Es en esta época cuando uno de sus grandes tesoros, la tradición micológica, cobra pleno esplendor. Y si a la gastronomía se le suman bellísimos enclaves naturales, como la Laguna Negra (parque natural de origen glaciar) o joyas arquitectónicas como los restos de un puente romano o los palacios de Don Pedro de Neyla y de los Marqueses de Vilueña, encontramos un cóctel perfecto para disfrutar de una escapada rural a Soria.


Peñalba de Santiago, en León, es un destino ideal para dejarse envolver por la magia de la naturaleza. Llegar hasta allí es descubrir el Valle del Silencio, un paraíso exuberante con frondosos bosques de roble, ríos y cascadas naturales. El pueblo se yergue sobre una peña (que le da nombre) sobre la que encontramos la iglesia de Santiago, de puro estilo mozárabe, que cuenta con la distinción de Monumento Nacional desde 1931.


Los amantes de los libros encontrarán en Urueña el paraíso. Esta población vallisoletana es la única Villa del Libro en toda España: tiene once librerías, cinco museos y un periódico… y todo ello con menos de doscientos habitantes. Y, además de todo ello, es un referente de la arquitectura medieval, con un conjunto amurallado de los mejor conservados de la región.


En la provincia de Zamora encontramos un referente del turismo rural con encanto y calidad: Puebla de Sanabria. Esta villa es Conjunto Histórico-Artístico por sus monumentos singulares y el mimo con el que su arquitectura civil está cuidada. Desde su castillo del siglo XV a su iglesia parroquial Nuestra Señora del Azogue (románica), pasando por la fachada isabelina de su ayuntamiento, los tesoros culturales salpican sus calles. A ello hay que sumar el enclave natural en el que se levanta, en plena Sierra de la Culebra, un refugio del lobo ibérico.



Los Pueblos Más Bonitos de España: Cataluña


Bagergue, en Lleida, es el Pueblo Más Bonito de España situado en Cataluña, y también la villa más alta del Valle de Arán, a 1.419 m de altitud. Por eso, ahora que llega el invierno, es el destino perfecto para quien desee un plan romántico de nieve, manta y chimenea.


Bagergue ha sido distinguida con 4 Flores de Honor por el movimiento Viles Florides, como reconocimiento a su apuesta por la riqueza natural y paisajística. Y a ello hay que sumar monumentos como la iglesia de Sant Fèlix, del siglo XII, o lugares míticos como la quesería más alta del Pirineo.



Los Pueblos Más Bonitos de España: Galicia


Mondoñedo en Lugo, Castro Caldelas en Ourense y Ponte Maceira en A Coruña son las tres villas gallegas que forman parte de Los Pueblos Más Bonitos de España.


Mondoñedo es todo un referente en el Camino de Santiago. En su impresionante casco histórico destaca la Catedral Basílica de la Asunción, declarada Patrimonio de la Unesco junto al Camino Norte a Santiago. A ello hay que añadir paisajes de fábula, como A Fraga Vella o la Cova do Rei Cintolo, una de las más grandes de Galicia. 


El viajero no puede dejar de probar el plato estrella de Mondoñedo, su famosa tarta a base de hojaldre, bizcocho borracho, cabello de ángel y almendras, que ha hecho las delicias de mesas tan destacadas como la de los reyes de España o las del Vaticano.


En el corazón de la Ribeira Sacra encontramos Castro Caldelas, en una colina sobre la ribera del río Edo. Sus galerías blancas y casas blasonadas hablan del esplendor medieval de la villa, que sale al paso por sus callejuelas empedradas camino de la fortaleza, seña de identidad del pueblo. Para quienes quieran respirar naturaleza, es más que recomendable caminar por la ruta Los Bosques Mágicos de Castro Caldelas, entre robles y castaños centenarios.


Y quienes quieran perderse en un pueblo pequeño y con encanto, Ponte Maceira es una opción perfecta. No llega al centenar de habitantes y ofrece al viajero joyas arquitectónicas, como su puente románico sobre el río Tambre, paisajes idílicos como el Mirador del Cotro y experiencias gastronómicas con carne de gran calidad y la famosa tarta de queso lugareña.


Los Pueblos Más Bonitos de España: Andalucía


Andalucía cuenta con una buena nómina de villas seleccionadas entre Los Pueblos Más Bonitos de España. Hoy recorremos algunas de las más aclamadas, como Grazalema, en Cádiz; Frigiliana, en Málaga; Mojácar, en Almería; Capileira, en Granada o Almonaster la Real, en Huelva.


Grazalema es la perfecta definición de «pueblo pintoresco». Enclavada en el punto más alto de la sierra que lleva su nombre, esta villa blanca, de calles estrechas, parece estar acariciada por los bosques que la rodean. Y, además de su belleza, destaca por su microclima especial, con el índice pluviométrico más alto de la península (lo que explica el verde de sus paisajes). Allí encontramos el primer Parque Natural de Andalucía, que destaca por su riqueza en pinsapos (una especie única).


Pueblo blanco es también Frigiliana, galardonado con el I Premio Nacional de Embellecimiento en 1982 y con un casco histórico declarado Conjunto Histórico-Artístico en 2014. Un paseo por sus calles nos hará viajar en el tiempo de la mano de su herencia morisca, mientras apreciaremos tradiciones artesanas autóctonas como el esparto, las calabazas de agua, la cera, el cristal, la arcilla, la madera o la lana.


También destaca por su deslumbrante estampa blanca Mojácar, en Almería. Sus casas encaladas saludan al viajero desde la carretera y después lo reciben con un abanico de flores colgando en sus balcones. Entre los encantos del pueblo destaca su gastronomía, con platos típicos como los gurullos, los guisos de pelotas, el caldo de pimentón, las migas, los arroces caldosos o incluso el cuscús, fruto de su legado andalusí.


En pleno corazón de La Alpujarra granadina, dentro del Parque Nacional de Sierra Nevada, encontramos Capileira. Este pequeño pueblo se levanta sobre el Barranco de Poqueira, lo que regala al viajero unas vistas insuperables de la comarca, con ejes como el Mulhacén y el Picacho Veleta. Allí podremos pasear entre calles con edificios de origen bereber y descubrir los terraos, construcciones típicas con piedras, madera y una tierra azulada típica de la zona llamada launa.


En plena Sierra de Huelva, en el Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche, encontramos Almonaster la Real, un pequeño municipio que apenas supera los 600 habitantes. Allí la arquitectura popular, con calles empedradas, se funde con tesoros monumentales como la iglesia gótico-mudéjar de San Martín, a la que se adosa la única portada de estilo manuelino portugués de la comarca. No es de extrañar que Almonaster sea Conjunto Histórico-Artístico desde 1982. El paisaje es otra de sus grandes joyas, además de la gastronomía, con platos elaborados a partir del cerdo ibérico de alta calidad.


Si necesitas cargar pilas en plena naturaleza, con una escapada rural segura y cercana, tenemos 2000 viajes a tu disposición. Escríbenos a vacacional@viajes2000.com y disfruta de la seguridad de viajar con una agencia líder, siempre con las ventajas únicas de ser viajero de Viajes 2000 durante los 365 días del año.


<Volver