Actualidad informativa: últimas noticias

Gastronomía y arte en Bilbao | #ViernesViajeros

9/10/2020

Aunar gastronomía y arte en Bilbao es un plan viajero infalible para cargar pilas un fin de semana de otoño.

Hablar de buena mesa es hablar de Euskadi. Y si a ello le sumamos la oferta cultural y artística que desde finales de los años noventa ha hecho de Bilbao un referente internacional, encontramos en la ciudad vasca un destino perfecto para desconectar de la rutina.


Hoy en nuestros #ViernesViajeros Icíar Isla, asesora vacacional de Viajes 2000 en la zona Norte, nos prepara un recorrido para saborear la gastronomía y el arte en Bilbao.


Gastronomía y arte en Bilbao: cultura para comérsela


Aunque cualquier época del año es perfecta para disfrutar de los encantos de Bilbao, la llegada del otoño hace aún más apetecible esta ciudad: platos de cuchara calientes para deleitar el paladar y propuestas artísticas en uno de los mejores museos del mundo para ensanchar el alma son un tándem perfecto para una escapada viajera.


Euskadi es una de las regiones con mayor predicamento en lo que se refiere a la buena mesa. Y no faltan argumentos para ello: a la tradición culinaria con productos de primera calidad se suma en los últimos años la apuesta por la cocina de vanguardia. De hecho, precisamente en Euskadi (concretamente en Donostia) encontramos el Basque Culinary Center, una apuesta por la investigación y la innovación en los fogones para elevar la gastronomía al ámbito universitario.


Bilbao, referente de la mejor gastronomía


Una escapada a Bilbao no se entiende sin el ingrediente gastronómico. Y lo cierto es que escoger un solo restaurante donde regalarse sabores exquisitos es tarea bien difícil: la oferta es nutrida y excelente en toda la ciudad.


Nuestra compañera Icíar Isla apuesta, en primer lugar, por el restaurante Yandiola, situado en el Azkuna Zentroa (anteriormente conocido como Alhóndiga Bilbao), un antiguo almacén de vino reconvertido en centro de ocio y cultura.


Precisamente esa fusión entre tradición y vanguardia que abandera el Azkuna Zentroa es también la seña de identidad de Yandiola, donde los sabores clásicos adquieren una nueva dimensión al pasar por el tamiz de técnicas culinarias innovadoras. Además, el comensal puede disfrutar de todo el proceso de elaboración de los platos gracias a la ventana panorámica que tiene la cocina.


Y, para rendir culto a la antigua función de la Alhóndiga como almacén de vinos, en Yandiola el maridaje cobra un protagonismo especial, con una oferta vinícola de excepción.


Otro restaurante imprescindible en Bilbao es el Azurmendi. Con tres estrellas Michelin (el templo que más rápido las ha conseguido en la historia de la famosa guía), allí encontraremos, además de una carta para elevar el paladar al cielo de la mano de Eneko Atxa, una apuesta por la sostenibilidad arquitectónica en la construcción del local.


Y si hablamos de gastronomía bilbaína no podemos olvidar cualquiera de los rincones de su casco viejo: en un paseo por las famosas ‘siete calles’ no pueden faltar los txikitos y los pintxos que tanta fama dan a Bilbao.


El Guggenheim: centro del ‘efecto Bilbao’


El sabor de Bilbao se potencia desde finales de los noventa con la llegada del Museo Guggenheim. La nave de titanio proyectada por el aclamado Frank Gehry no sólo cambia el paisaje de Bilbao –hasta entonces industrial y de marcado tono gris–, sino que también convierte la ciudad en un referente internacional del arte contemporáneo.


El propio Frank Gehry afirma que inspiró el diseño del museo en el puerto en torno al que creció Bilbao y su actividad industrial. Su forma recuerda la de un navío que se ancla en la ría bilbaína y con sus más de 30.000 planchas de titanio destella diferentes tonos y riega la ciudad de luces diversas en función de la atmósfera que haya en cada momento. 


La inauguración del Guggenheim, en 1997, hizo de Bilbao una capital internacional del arte. Entre sus obras encontramos creaciones de artistas como Rothko, Chillida, Richard Serra, Louise Bourgeois (autora de Maman, la famosa araña gigante esculpida en bronce, mármol y acero inoxidable que se levanta en una de las explanadas que rodean al museo) o Jeff Koons, ‘padre’ de Puppy, la icónica escultura floral que no falta en ningún álbum de fotos viajero de Bilbao.


A la postre, hacer de la ciudad un referente internacional del arte supuso también una transformación de la propia urbe que se conoce como «el efecto Bilbao». Así, en un paseo por la ciudad, el viajero disfrutará de diseño y arquitectura, empezando por el paseo de Abandoibarra. Desde allí pueden divisarse otros edificios de reciente construcción que configuran el skyline bilbaíno, como las torres Isozaki o la de Iberdrola. Otros referentes de diseño son también el metro de Bilbao y el ya mencionado Azkuna Zentroa.


¿Y cómo olvidar los puentes? La ría de Bilbao es una arteria que antes marcaba la entrada de los barcos a la ciudad y ahora permite al viajero disfrutar de un paseo por algunas joyas arquitectónicas como el Puente Bizkaia, declarado Monumento de la Humanidad por la Unesco, el Zubizuri o la pasarela Arrupe, iconos éstos de la transformación de Bilbao, además del puente de San Antón, que recuerda la historia de la ciudad.


¿Se te ha abierto el apetito de una escapada gastro y cultural? Éste es sólo uno de los 2000 viajes y escapadas que tenemos a tu disposición. Escríbenos a vacacional@viajes2000.com y disfruta de la seguridad de viajar con una agencia líder, siempre con las ventajas únicas de ser viajero de Viajes 2000 durante los 365 días del año.


<Volver