Actualidad informativa: últimas noticias

Las experiencias corporativas de bienestar multiplican por 4 el retorno de la inversión

7/10/2019

España es el país europeo con más estrés laboral y los incentivos wellness son una fórmula perfecta para combatir la tendencia

Frente al estrés, incentivos. Y si son wellness, mejor. Porque un viaje de incentivos tiene un retorno superior al 100% y una experiencia de bienestar llega a multiplicar por cuatro el retorno de la inversión que se ha realizado en ella. Y estas cifras, teniendo en cuenta que España es el país europeo con más estrés laboral, llevan a una conclusión clara: apostar por el MICE en clave wellness es un valor seguro para generar engagement en la plantilla y aumentar la productividad de los empleados.

Buscar experiencias que contribuyan a mejorar el estado físico, psicológico y emocional de las plantillas es una tendencia: la incorporación al mercado laboral de la generación millennial ha hecho que el empleado no sólo valore su sueldo, sino que cobren peso a la hora de apostar por una u otra empresa valores como el cuidado de su salud, los programas de incentivo pensados para el crecimiento personal o las iniciativas que conllevan una mejora del bienestar personal.

En este sentido, los viajes de incentivo pueden ser una herramienta muy poderosa para conseguir incrementar ese bienestar del trabajador, reducir su estrés asociado al ámbito laboral y, por ende, conseguir una mayor implicación con la empresa y una mayor productividad. Y la cuestión no es baladí: el estrés causa al menos tres de cada diez bajas laborales en España y acarrea costes para las empresas de más de 8.000 millones de euros anuales

Entre las actividades wellness que más éxito tienen en los viajes de incentivo destaca el yoga. Una sesión personalizada de yoga no sólo genera un bienestar inmediato y fomenta los hábitos de vida saludables en los empleados, sino que, además, contribuye a incrementar el sentimiento de pertenencia a la organización. Además, sus efectos no sólo se quedan en la sesión propiamente dicha: el empleado puede aplicar técnicas de relajación y respiración a su día a día, lo que redundará en una mejor gestión de la ansiedad y el estrés cuando regrese a la oficina.

Otra opción asociada al bienestar y a la buena forma física es realizar una gymkhana con bicis o segway. Se trata de una propuesta que a la desconexión y a la generación de energía suma un plus de diversión y de trabajo en equipo. Esta actividad es perfecta para realizar en ciudades mayoritariamente llanas, como, por ejemplo, Sevilla.

Y, por supuesto, entre los grandes clásicos del incentivo wellness destacan las propuestas de hoteles con spa y centros de cuidado personal. Los rituales de masaje o el simple contacto con el agua, en todas sus vertientes, son un valor seguro para generar bienestar y hacer que los empleados disfruten de una experiencia wellness que ayudará a resetear su cuerpo y su mente y a regresar a la oficina con un extra de motivación.

Si hay algo que distinga a Viajes 2000 es el foco en la atención personalizada y en el cuidado de cada detalle de los viajes de incentivos. Por ello somos expertos en la organización y gestión de experiencias corporativas wellness. Si estás pensando en motivar a tu plantilla con esta tendencia, contáctanos en el correo comercial@viajes2000.com.

<Volver