Actualidad informativa: últimas noticias

Turismo gastronómico: 3 escapadas de Guía Michelin en Andalucía | #ViernesViajeros

13/8/2021

Sevilla, Córdoba y Granada son nuestras tres paradas de un viaje gourmet único

El turismo gastronómico es una experiencia magnífica para disfrutar de un viaje único, con el mejor sabor. Y para asegurar la calidad de un bocado premium, nada como apostar por las recomendaciones de la Guía Michelin.


En esta ocasión hacemos una escapada a Andalucía para descubrir las nuevas recomendaciones de la ‘biblia’ del paladar en esta región que siempre es un destino ideal: Alma Ezequiel Montilla, en Puente Genil (Córdoba); Arbequina y La Casa de Manolete Bistró, en Córdoba; Atelier Casa de Comidas, en Granada, y La Barra de Cañabota, en Sevilla, son las nuevas incorporaciones de restaurantes andaluces a la Guía Michelin en este verano 2021. 


Hasta allí viajamos en nuestros #ViernesViajeros para disfrutar del turismo gastronómico.



Turismo gastronómico: la experiencia del sabor


El turismo gastronómico es un imprescindible para las almas viajeras que quieren disfrutar de experiencias gourmet. Maridar gastronomía y arte o regalarse una escapada de enoturismo son dos de las opciones para vivir una experiencia viajera con mucho sabor. Y si además sumamos a la propuesta destinos de leyenda en la siempre atractiva Andalucía y templos gastronómicos, encontramos una fórmula ganadora.



Escapada gastronómica a Sevilla


Arrancamos nuestro viaje de sabor en Sevilla. Allí se incorpora a las recomendaciones de la Guía Michelin La Barra de Cañabota.


Tapas en ambiente informal es el leitmotiv del ‘hermano pequeño’ de Cañabota, un templo del sabor hispalense. Pescados y mariscos frescos son auténticos protagonistas de su propuesta de sabor; de hecho, la zona de la barra imita una antigua pescadería y el comedor nos invita a sentirnos en la cámara frigorífica de una lonja.


Sin duda, estamos ante una experiencia de lo más refrescante en una ciudad que conquista a cada paso. Un paseo por Sevilla es todo un viaje en el tiempo que lleva al viajero por diferentes etapas históricas y le hace disfrutar de verdaderas obras de arte: desde la Catedral de Sevilla (el templo gótico más grande del mundo), con su archiconocida Giralda, hasta el Archivo de Indias, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1987, junto a la Catedral y los Reales Alcázares, o la sempiterna Torre del Oro, desde la que no podemos resistir acercarnos al Puente de Triana para cruzar a este barrio alfarero y marinero y perdernos por el duende de sus calles.


Otro imprescindible en unas vacaciones en Sevilla es un paseo por el Parque de María Luisa al caer la tarde, además de una visita a su vecina Plaza de España, el gran símbolo de la Exposición Iberoamericana de 1929: una obra de arte de 50.000 metros cuadrados, con un canal de 515 metros que puede recorrerse en barca. 


Y, si hablamos de hitos culturales, cómo olvidar la Expo 92, que convirtió a Sevilla en el centro del mundo cultural. Hoy lo mejor de aquella muestra se puede visitar en la isla de la Cartuja, otro referente que combina historia y cultura.


Precisamente allí, a un paso de Isla Mágica, se encuentra el Barceló Sevilla Renacimiento, todo un emblema hispalense por su arquitectura y diseño, que recuerdan al museo Guggenheim de Nueva York. Sin duda, un alojamiento ideal para completar una experiencia viajera única con la que redescubrir el mejor sabor de Sevilla.



Sabores viajeros en Córdoba


Seguimos nuestra ruta de turismo gastronómico en Córdoba. Concretamente en Puente Genil, «donde el sol se hace dulce y la luz se convierte en un arte», como reza el lema que define esta ciudad monumental en las estribaciones de las sierras subbéticas.


Allí encontramos el restaurante Alma Ezequiel Montilla, una propuesta desenfadada con la que su chef, Ezequiel Montilla, conquista al viajero con platos que cuentan historias a través de los contrastes de sabores locales, árabes y europeos. Un viaje dentro del viaje por el paladar.


Ya en la capital de la provincia, Córdoba, proseguimos degustando dos templos del sabor cuyo atractivo va mucho más allá del paladar: Arbequina y La Casa de Manolete Bistró.


Arbequina es el restaurante del hotel Hospes Palacio de Bailío. Lo primero que atrapa allí es el ambiente, elegante, confortable, con un patio que se levanta sobre un suelo de cristal que permite ‘levitar’ sobre los restos de una domus romana. Sorprendidos con la vista, toca rendirse al talento del chef, Javier Moreno, que reinterpreta las recetas locales cordobesas fusionándolas con inspiración de México, Tailandia, Perú o Japón.


Manolete es uno de los grandes emblemas de la ciudad califal. El torero cordobés vivió en La Casa de Manolete Bistró, el lugar donde Juanjo Ruiz apuesta por una cocina actual donde reina la tradición andaluza, con imprescindibles como el rabo de toro y el salmorejo (de hecho, este chef tiene más de 600 variantes de este refrescante plato veraniego).


Estas tres propuestas gourmet nos permiten abrir boca para una experiencia exclusiva en Córdoba, Patrimonio de la Humanidad por su Mezquita-Catedral y todo el conjunto urbano que la rodea. 


Para descansar y disfrutar en la ciudad califal, pocos lugares como el Parador de Córdoba, construido sobre las ruinas del palacete de verano de Abderramán I, con piscina y rodeado del bellísimo jardín de Los Naranjos, que atesora las palmeras más antiguas de Europa.



Viaje gourmet a Granada


Hacer que el viajero se sienta en casa es el principal objetivo de Atelier Casa de Comidas de Granada. Cercanía y frescura son los principales valores de este restaurante recién incluido en la Guía Michelin, que destaca por una cocina honesta y de mercado con Raúl Sierra al frente de los fogones. Allí se subliman los sabores andaluces con toques contemporáneos y matices viajeros en los que destaca la cuidada presentación.


La gastronomía es, sin duda, uno de los grandes atractivos para unas vacaciones en Granada, donde las tapas encuentran su máximo esplendor. El sabor acompaña cada paso viajero, desde la catedral, en cuya Capilla Real descansan los restos de los Reyes Católicos, hasta la alcaicería, la plaza Bib-Rambla, la Plaza Nueva, el Campo del Príncipe, el Realejo, el Sacromonte, el Real Monasterio de San Jerónimo… y, cómo no, la magia y la leyenda de La Alhambra, todo un paraíso que en verano merece la pena descubrir en una visita nocturna.


El Barceló Carmen Granada es una opción fabulosa para disfrutar de una escapada gastronómica a la ciudad. Ubicado en pleno centro, a 10 minutos a pie de la catedral, ofrece servicios premium y experiencias únicas, como deleitarse con inmejorables vistas en la terraza B-Heaven.




¿Te apetece disfrutar de los placeres del turismo gastronómico? En vacacional@viajes2000.com tenemos todo un equipo de agentes expertos en diseñar vacaciones a medida, siempre con las ventajas únicas de ser viajero de Viajes 2000 durante los 365 días del año.


<Volver